sábado, 20 de agosto de 2016

A tus líneas celestes

a RZ

A tus líneas celestes, tu lugar de cielo.
A tú, con lo mío que soy que no sale de mí.
Con tus paredes, el mar y el mar.
Y que si hablaron con malos, que los quiero.
Y que si hablaron trunco, que los quiero.

A vos. En dativo, en ir para tu hambre.
A cuando sigas  más allá de acá, sigas.
Tus rotos mares. Y el mar y el mar, tu barba.
Me la presto, tu vida que no viví. 




sábado, 13 de agosto de 2016

Parfois je vois

Parfois je vois la quantité exacte de toutes les gouttes qu’il y en a dans une flaque. Parfois je ne vois rien de cela ni la mer ni même sa possibilité de quelque chose de si grand, ni de si petit. Parfois je ne vois pas et parfois oui. Plusieurs fois elles sont la même chose mais parfois - les moins et les plus étranges - voir ressemble à la paupière qui sur l’eau s’appuie et se dissout. Voir, en réalité, est une affaire d’aveugles.




Traducción: Andrés Goldberg

domingo, 26 de junio de 2016

Guardo tu frágil como mío

Guardo tu frágil como mío 
es tus cosas, tu vida, yo sé.
Dirás, qué viene a decir por mí
pero cuántas son las noches
pero quién las durará
quién las pasa por uno una de esas.
Por quién, por vos que te quisiste
te quisiste  y no entendieron.
Es temprano, estoy tarde para tu antes 
y es tan curvo tu traje, tan estrecho 
aún el mío. Amanece.
¿Estarás cuando esto ocurra?
Sostuve tres veces tu frente en esta noche
tres veces tu frente en esta noche
tres veces tu frente en esta noche.

jueves, 16 de junio de 2016

Marzo, brazos yermos nada de fiestas.

Marzo, brazos yermos nada de fiestas.
Secas las doce en punto mala estalló en mi mano
la intención de muy cerrar el no en el
nunca endurece frío este portón
de buena lámina volado hoy mismo 
antes de avisar si es que se rompió 
mi hermana entre mi hermana
cuantos años de apoyar su trenza en el amén 
eran las dos prestando sueño y camisón sin
hacerse la pregunta sigue en el hilo de
la fruta tibia a punto de caer
esas ciruelas de febrero en tanta
tierra se desprecian solas contra el suelo.
Marzo, los brazos yermos nada de fiestas.



Lo que de abajo bajaste

a  R Z

Lo que de abajo bajaste 
para que lo toquemos,

cubierto lo tocamos
por limo.


Lo que en mi boca 
pusiste por cruz,

por estrella lo llevo 
en mi boca.






lunes, 6 de junio de 2016

THE URGE IN ME INSISTS

A Poem by  Adela Busquet. Translated by Arturo Desimone



THE URGE IN ME INSISTS



The urge insists inside me.

To play the ox

for the evil wagon.

Insistent, the sovereign

decrepitude.

Acting the ox,

bound

neither to the wagon

nor on the road.

It insists, as if saying

go back.



To fight without opponents,

know,

if you throw dust

dust falls.



A Thing that takes, or that carries

does not drag,

a fighter stays in good weight.



Insist, as in wanting.

Like having let loose.

Insist the wheel

to wheel off its spoke

and to the spindle, insist, insist.

 *

About two days ago I saw a black man,

the negro crying, looking

at a beggar who was a Malvinas veteran.

He gave him two pesos and dried his face

with his wool cap.

In Plaza Miserere, under the subway

He carried three big valises

a Chicago Bulls backpack.

I understood he brought these suitcases from his country.

Never, until then, had I

seen a black man cry.



This is the title poem of Leli's (Adela's) book Insiste en mí la gana, published by Melón Editora books in 2014 in Argentina. 


"*Translator's note: my urge to translate this poem relates to the ending--the theophany or vision of Adela when she sees a black tourist from United States wiping the face of an Argentine veteran of the Malvinas wars (the war between the Argentine regime and England over the Malvinas island colonies, in which many very young Argentine soldiers drafted by the regime were killed, wounded or otherwise traumatized.) For most Argentinians born in the 20th century, it was a rarity to ever see black people--black as in African-descended black people--until the 1990s, when Senegalese merchants began to immigrate and today sell their wares in areas of Buenos Aires. Before then, most Argentinians, unless they had travelled outside of their immense country (one-third the size of India), had seldom or never seen black people. Because I was born and raised in the Caribbean, where some my earliest memories involve black people, while my father was an Argentinian exile from the regime period, I found this naivete especially curious and hope to have communicated, across languages, the sincerity in the vision of Adela at Plaza Miserere in Buenos Aires. Adela's vision takes place in the new Argentina after the country's humiliation by the financial devastation and instability of the crisis of 2001, period after which the Argentinian cultural self-image changed considerably. I hope my attempt to give some historical -cultural context does not impede on the reading experience of Adela's poem.

martes, 24 de mayo de 2016

Si oscuro trae a día visto no oído nunca


Si oscuro trae a día visto no oído nunca
le impía linamente merma serena pausa
(se me va de las manos,  sí, quiero decir esto 
se me va de las manos) lenta para agua lenta 

a quién robar y cuál, a quién y cuál, la cosa

lo hace saber no llama el muérdago a la frente 
se alía por más quiera (se me va de las manos)
por más quiera se va dando las vueltas piensa 
si la uña de este muerto del error vuelve a crecer

vuelve a las manos por estas manos que vuelve 

oscuro barrer (aire) la pila fija en firme
acumulados estos, hoy esto acumulado
se me va de las manos roza y resbala simple
(pienso en la cara fresca de mi tío) raíz 

del muérdago en la frente de esta robada prisa, 
pila o pilar personal, nunca en privada paz 
lo común de este día. 


viernes, 20 de mayo de 2016

Pienso el verano arena levanta de mañana



Pienso el verano arena levanta de mañana 
me hermano mejor los ningunos, en no, 
y así toda la nostra, desde los pocos años. 

Poca cosa alegrías acá a silencio asumo 
sombra de hoy. 

Manotazos al aire entre las tres las diez
al aire mutismente
por si viera se me viera (escuche) 
por rápido rogando las salvaciones santas: 

toque de queda tibia saque el musgo en el yugo 
desde. No me hago pasar por herida. Derramar 
por derramar tampoco.

Desde. Las buenas cartas, las preguntas: 
¿qué es plantarse en el parral? 

Te hablo de la llegada rasa (raso el ajuste)
cortar con la otra coma la cuerda por mitad. 

Delirios de tranquila, no es tampoco 
andar en la rodada pasa el día
giramos algunos muy en vano.

(Si no fuera por esas vueltas que 
das antes de salir, esas vueltas, si no fuera). 

Son tus monólogos decís tenés 
monólogos son tus dolores. Bien,
bien podrías andar en la callada.

Entre menos se sepa menos yuyal se poda 
en puro pavimento.  Se pisa como puede 
asoma sale arriba, sí,  lomismo lomismo. 

Esa fuerza carajo del pastito.
(Creer o reventar)

Julepe: camino por los techos a falta de respuestas. 





Vuelve la voz es cierto el nombre baja puesto se acomoda

Vuelve la voz es cierto el nombre baja puesto se acomoda
en tierra abre los ojos de no duerme ni nunca te lo dice
ángel remo ezequiel teresa juan josé mi nadiecito

no te sacuden polvos es muy cierto te ríen por rimero     
no te arreglan el pelo lo miraron ni suelto nuno ni hato
la varita de palo tan enhiesta en la niara de la noche

se queda para siempre tu nombre hecho de suelos 

misales domingueros mandamáses del niazo en popa seca
por las manos trabaja plagadísimo en sartas del atento
por las manos trabaja y harto mimar tejón solo llorito

y harto mimar el remo al ángel celo así dicen los salmos
ten alma en el almiar de fosco ácimo gris migaja ten
guarda tu pan de miedo, guárdalo en seriamente y

 cómanselo en su nombre.




domingo, 24 de abril de 2016

Desde el frío hasta el invierno


desde el frío hasta el invierno
llevan durmiendo (serán dos años) 
el marrón, el viejo, el perro 
nuevo que se perdió y quedó 
con ellos sobre la cuadra
(hay que subir desde acá 
docientos metros en pendiente)
sin preguntar si declinan 
todas las noches bajo el cielo


*

a ras de pie, pregunta 
arriba, la nuca: tengo 
tierra en los ojos

*


fue sencillo, 
te recibieron

leíste:

así se hacen los peces
por milagro


*


me pongo fijándome

si sobre el piso si pasaras
tendido, sobre el piso
si fuésemos declinando 
fuésemos cuidadamente

*

a cuesta riba en adelante

*

estas sandalias 
curvas me van de vos 
ningún andar

*

me diste (no estoy segura)

diste una media sombra


*

mínima (de no
no tanto) sobran

del gusto (sobre
la lengua) 


*

porque tengo pena 
y es tu pena saco y es 
tu saco cavo y más hondo 
más te abrigo

esta mañana 
de un tercio no mío
entré 
en tu cercanía


*

tanto como se extienda