jueves, 30 de agosto de 2012

un tiempo que cabalgó y no se detuvo



Pues hay, para los amantes, más probabilidades de no 
poder estar juntos largamente que de disfrutar de una 
contemplación extraviada  de la continuidad íntima que les une.  


El erotismo abre a la muerte. La muerte abre a la negación
 de la duración individual. ¿podríamos, sin violencia interior, 
asumir una negación que nos conduce al límite de todo lo posible? 

Georges Bataille, El Erotismo






el enamorado se enjuagó 
en la loca calma del ser.


tenélo, ahí. tomá. 
entre lo tuyo y lo mío. 
tenémelo, 
tenido cuenta.
tenido cuenta. 
confundíó. 


*


hay un tiempo que cabalgó y no se detuvo. un duelo de enfermos. los fríos que pasaron. pasaron sin mí.  


*

                                                                                 algo muy íntimo se rompe cuando te leo
                                                                                 sabiendo que las cosas rotas las amo tanto para reparar
                                                                                 sabiendo que de encomendarme sería posible solo a lo              
                                                                                 roto, a su reparación, a este aliento.


*

me dije tantas veces. entendí un clima. un tiempo, unas sensaciones quedaron atrapadas en las lozas de la imaginación. un recuerda imaginando lo que el suelo le privó esa vez, ninguna vez. lo que el suelo se guarda es el arcaismo de uno. el suelo es anacrónico en la leyenda de otro. en la leyenda de otro, la loza es la que uno pretende pensar arrmimándose al olvido del otro. quisiera compartir mis olvidos. ahora que los recuerdo. quisiera compartir mis olvidos. golpea un invierno ahora. ahora me golpea el invierno, en mis brazos, que están libres. estoy libre para sentir. golpea un invierno ahora, y la loza. mi patria chica. la loza no sé dónde emigró. mi amor.


*



seguís subiendo y bajando escaleras en berlín. acá no te creo, en verdad, nada, apenas nada, de lo que decís. te quiero sin creencia. esto lo aprendí de vos. supongo. forzando un descampado




*

no recuerdo el desastre que inquietó. unas calles de piedra que vivieron antes, y sin mí. recuerdo esa comunidad, ese desastre que yo no viví. así estoy solo. en un desastre sin mí.  es el mío, amor. tu pelo. tu pelo. está creciendo. algo largo está creciendo. una loza. esta vez, la veo. mirando tu pelo, yo veo. algo que crece. estoy la loza de ese hollín.

el rouge, el taco, la media






el amor nunca es viejo

las mujeres cuando maestras no, brujas.





el rouge se interpone entre la mujer y su edad. la vejez es un rojo mudo sobre la boca. 

las mujeres envejecen de ese color creyendo que así la inscripción era en boca lo que la lengua no pudo decir.

hay mujeres que escriben rojo. en sangre. esas, se pintan la boca para hablar. 

no dejar nunca que  ampare la impotencia de una boca que no habla.

no dejar nunca el rouge, la media, el taco.

dejar pasar, sí. pero solo un poco.

una vez en casa, servirle el té. sí. pero solo uno. solo una vez.

dejar. las medias vistas bajo tierra. la puntilla. el rouge. visto. no relucir.

acumular frasquitos. etiquetarlos. pedirle a él que lea una a una las etiquetas. 

fingir. decirle. por la boca, amor. por mi boca. 

dejar correr el rouge. volver a pintarse. no olvidar las medias. el ring. hacerlo sonar.

en caso de sordera (suele suceder en hombres que creen haber encontrado el color en la boca preferida) 

hacer estallar campanas. ding-dong. polución nocturna o simplemente polusión. 

al tiempo él entiende. se enjuaga. traerle una toalla y gotitas para la nariz si el refrío continúa.

 decirle amor. junto al té. al menos una vez. ninguna. dedicarle un libro. un calor. una mentira. 

planchar las ideas si hay turbulencia.

 entender que cae. si hay. pero alisar. el sondeo es profundo. 

la bajada un rompecaídas. él entiende. fingir. fingir. no se sabe. aminorar el paso. 

despertar. no olvidar el rouge, el beso, la inscripción.

aminorar. las secuelas son caricias del continuo.


miércoles, 29 de agosto de 2012

equivocada y ser tan fiel

mural de Santiago, Chile.

uno puede mantener la fe en una representación equivocada 
y ser tan fiel. y dulce. como para poder, también
                                         si uno no regresara 

de una representación 
                      tan fiel
                     actuar 
                     un equívoco

hasta lo último del salón.
y si uno no regresara.

              el salón mismo
              hasta lo último 
               del salón.

martes, 28 de agosto de 2012

carta III



ay del alma que alberga en si el feroz destino de las peregrinacionesdecía Hölderlin en el Hiperión 

no más que caminos extendiendo los horizontes a cada instante, y libros y notas 
para no saciar jamás esta sed de absoluto a cada instante
presto a un año con libros, lecturas y proyectos pero lo imprevisible mismo no?
la vida, como un asaltante presto en una esquina
la devastación no descansa
uno grita mucho mientras le dura esta piel.

pd: besos a P
pd2: una canción que escuchaba en la adolescencia, del grupo The Police decía 

"mis hermanas y yo tenemos este deseo antes de morir 
y puede sonar extraño, como si nuestra mente estuviera trastornada 
por favor, no nos preguntan por qué bajo el cielo protector 
tenemos esta extraña obsesión, usted tiene los medios en su poder 


queremos nuestro té en el sahara con usted
queremos nuestro té en el sahara con usted "


Javier Galarza






habremos cantado así toda la tarde, hasta que la hermana rompe en la rompiente para hacerse oír, rompe a usted en la rompiente y oye las primeras notas del té sobre las aguas del mar que arroja sobre el al agua que arroja sobre mi. la hermana está despierta y pregunta por el té, los futuros baños. sabrá la tarde aunque extraño y sabrá. haber llegado para denunciar la sal, si la arena , si las próximas notas, sin nada qué decir

                                                                                  que agregue al mar una gota de té.

Los arrojaron a todos.

Los arrojaron a todos. Su feroz rosa pegado como nunca antes a la vida.
Raúl Zurita, INRI.





fotos tomadas en el
Museo de la Memoria y los Derechos Humanos de Santiago, Chile.



carta II






PD: agrego una foto de mis hermanas y yo. no sé si te hablé de ellas. depende la época somos tres, a veces cuatro y muy extrañamente una. siento que este invierno voy a ser una en las demás.

carta I



foto tomada en el
 Desierto de Atacama, Chile
desde la cama, con las amigas entrando al sueño, P lee Houellebecq , A lee un libro de entrevistas a poetas chilenos que compró en santiago cuando todas hablábamos con el librero de que por qué se había venido a vivir a chile si en españa estaba tan bien y de nuevo la frase "es que acá son más cálidos", B está en el baño, supongo que no leerá nada esta noche, supongo que estas noches no leyó. B lee muchas guías de viajes y mapas donde se señalan todas las rutas de chile, el costo de los peajes, la cantidad de kilómetros, los lugares dónde cargar nafta cuando el desierto asoma y parecen ser la última oportunidad para el último tirón del camino.

ayer en la playa a P le picó una abeja. las abejas de las playas de laguna verde en las afueras de valparaiso se dividen en dos especies. unas se llaman chaquetas amarillas y las otras no me acuerdo el nombre, pero son más mansitas y solo pican con el aguijón, y al hacerlo, mueren. en cambio, las chaquetas amarillas pican doble, porque parece que lo hacen con la boca- acá dicen que son carnívoras- por eso te dejan dos puntos rojos como las arañas cuando dan el mordiscón. 

cuando nos levantamos, mientras te escribía y todo eso, paz nos mostró la pierna. tenía una aureola roja sobre otra más chica y más oscura. dijo que le picaba un poco y que ya sabía que a ella le pasaban esas cosas con las abejas porque en una plaza de parís había pisado a una abeja africana con el pie y estuvo como dos semanas con todos los dedos hinchados y duros, igual igual a como tenía para ese momento del día la pierna atacada por la chaqueta amarilla.  después nos olvidamos del tema, recorrimos valpo, vimos de afuera "la sebastiana", la tan nombrada casa de Don Neruda- a mi entender: puro fetichismo, es discutible, yo sé- y para cuando estábamos bajando por una de las tantas calles grafitiadas de los paredones de chile, paz dijo que le dolía mucho y nos fuimos directo al hospital.

el hospital de valparaiso se llama algo así como "Carlos Berun", desde afuera es parecido al hospital clínicas.

la sala de enfermos graves con sus camillas blancas y las pieles negras arriba. hombres viejos. lesiones en las caras y los cuerpos de las pieles negras sobre las camillas blancas. delantales blancos yendo y viniendo por todo el hospital. uniformes verdes- los carabineros andan no solo por las calles y todos los lugares públicos imaginables, sino que entrometen su presencia verde musgo también en el medio de la enfermedad- el espacio más íntimo, supongo, que esa gente habrá de tener- por eso, desde el pasillo del hospital carlos berun, se veían los trajes verdes fijos en las puerta de la sala sobre el paso continuo de los delantales blancos siempre excelentísimos, y la quietud mohosa sostenida por el leve movimiento de la podredumbre de las pieles negras - amadas pieles querido mío- sobre las camillas otra vez blancas, otra vez radiantes, otra vez últimas. 

esa escalada de finales asoma en todo el hospital. la sala de mujeres graves me pareció menos literal que la de los hombres. parecían simular su estadía; hacerse el cuerpo de enfermas para saber al menos una noche a dónde ir.

después de casi dos horas de espera y un pronóstico de por lo menos tres más, nos fuimos a la clínica privada valparaiso. apenas entramos compramos cuatros cafés con leche, más leche que café y nos sentamos frente a una pantalla plana enrome que trasmitía una novela colombiana. aún así, aún habiendo visto salas de pieles  negras sobre blanco,  miramos la novela hasta que el médico llamó y preguntó por la hermana que ahora duerme al lado mío, como todas las hermanas que uno puede tener en vida, ya tranquila por la pequeña dosis de corticoides recetada.

ahora, desde la cama, con las amigas entradas al sueño escucho los ruidos nocturnos. Amueve los pies, se da vuelta y hace algo con la boca. P y B parecen mudas, aunque cada tanto se rascan la nariz o se tapan o se destapan un poco. yo tecleo. suena tan cercano a creer. yo te tecleo, quizá sí, como un acto de creencia.

te dejo el sueño para vos. no hay acantilados. extraño el ruido de mar, tanto como para querer llorar por eso aunque no tenga sentido. ayer nos despedimos de esas rocas vivas de la tierra muda, y no supe qué decir, qué decirle al mar vivo de mi roca muda, qué decir que no fuera llenar lo que estaba vacío.

tibio a vos. todo esto.




Kouros





Kouros, estatuas mellizas de carácter viril.  Provienen de los restos del sitio de Delfos. Son los hermanos que llevaron a su madre a tiro hasta el estadio olímpico a ocho kilómetros de distancia.


No no no. perdón. Esta imagen es un Kouros pero no la que acabo de nombrar. La imagen de la estatua con una pierna menos es el Kouros de Samos, una estatua de 5 metros de altura que está en el museo arqueológico, no de Delfos, sino de Samos.











los cristianos les picaron los huevos, los testículos, el pene. 
así parados, como están.
el cristiano les picó los huevos, los testículos, el pene.
 así parados. ya no.
cristiano les picó los huevos, los testículos, el pene. así parados.
inexpresivos.
ya no. 
ya. no
¡inexpresivos, cristiano!
inexpresivo cristiano ya no.
están.

lunes, 27 de agosto de 2012

estuve participando toda la tarde





estuve participando toda la tarde. también ese rato cuando el pie derecho estaba sólo participando en el pie derecho la pantufla parte de la tarde. se parte la tarde así.



estuve investigando enfurecidamente en la lengua de papá. busqué por todas partes y encontré que está todo agusanado. está en todas partes agusanada. el título dice por todas partes Art as Technique . gusanos, gusanos. todos lados Art as Technique . ese rato enfurecido aprendí que puede servirnos las traducciones variadas, notas que se incluyeron, notas que se dejaron de lado, notas que pierden vigor en castellano y también en todas las lenguas también. o no. 



otra conclusión que extraigo de este rato enfurecido es la siguiente: está todo agusanado, y faltan bichos. por ejemplo,  mil textos que nadie quiere nombrar ni nada y supongo a falta de curabichera están todas así en estado de putrefacción. si todos aclaman Art as technique y nadie entendió Art as Technique, entonces nos sobra curabichera a falta de bichos. podemos pues con esta cocina llena de bichos, hacer canaletas para su exitosa evacuación. podemos prevenir los bichos de lo mismo. 



en este espíritu, quisiera leer antes lo que se dijo en nombre de P. podemos por ejemplo, hacer de cuenta que sabemos qué escribió. que éste fue su gran gran bicho, que todo lo demás le inquietó los pelos. está todo así por saberse pero no tengo los medios. no tengo los medios. escribiendo eso, sabemos eso. pero pensando en imágenes  pero pensando en la técnica.bajo el estímulo de la competencia lo incitó a escribir uno de sus mejores descripciones. era apenas un niño analfabeto que podía escribir acerca de la técnica, los aeroplanos en brescia, como un hombre que era, y ausente de técnica. la técnica industrial cortando un lenguaje, la técnica, o arte. un texto que da la mano al gran gran bicho.


en suma: propongo que yo lea algo de este bicho, leer un poco. ¿no estaría mal? otra conclusión: si estando enfurecido, no hay material a mano para trabajar sin gusaneo. son casi todos gusanos Art as Technique. 


había nadie en plaza miserere




no es recordar. es poder decir.
poder decir. no es poder decir.
tampoco recordar diciendo
ni por decir, recordar. 

es dejar sobre el metal que abrío la carne  
otra forma de inscripción .





había nadie en plaza miserere por la tragedia de once. muy pocas personas en un boom que no se qué hace, a quién hace ese boom. latinoamérica tiene la cara de bloomberg. caudales. eran pocas esas velas. eran suficientes. latinoamérica tiene la cara del boom. de bloomberg. del boom. las cien mil y ún velas velando el solo cuerpo. cincuenta y úmuertos y hubo así la gente que se iba. ayer no hubo quién rezara. era tarde, empezaba el frío del marzo que se va.

pedían por "pitu" decían leonel, decían lucas, decían mi hijo estuvo amarrado en treinte centímetros durante más de sesenta horas amarrado en los durmientes. nadie puso una escalera que viera el cuerpo de mi hijo dormir sobre lo fierros. ayer hacía frío porque las telas no pintan el color de la cara de los vivos que ayer hablaban del frío en los cuerpos de sus muertos. no hablo de un cuerpo hablo de los cincuenta. del uno que faltó. los fierros esconden gramos de un hijo para hacerlo dormir. esas voces. pedían. leonel. pedían lucas. había que sacarlos del fuego. en esa tarde. marzo a un mes. el frío eran los que ya no estaban. 

detrás de letras amarillas que hablan de justicia, el niño del padre toma en las manos vivas la cara del padre sobre las telas negras de los muertos que ahí están. el hijo era en la cara del padre, la foto, su leonel, decía mamá, mi leonel está en la foto. estoy en mi padre porque esa foto está en mi cara también. los niños no hablan. en las manos sacudidas por el padre el hijo sostuvo su figura frente a las cámaras y reflectores de una televisión radial. era tarde, otra vez el frío. había solo durmientes en las manos del hijo amarrando a su padre lenoel. ya no te escucho. mi hijo no habla. los niños tienen voz pero no saben gritar. no aúllan en televisión ahora que iluminan la cara de su padre  toda luz sobre el rostro y sin aullar. la televisión refracta al niño toda luz que ya no padre. que ya no. su cara se agiganta con letras amarillas. luz y foco y todo el amarillo no sirven para gritar. 


El sentimiento amoroso está pasado de moda (demodé)


foto tomada a un local en Berlín.

“El sentimiento amoroso está pasado de moda (demodé), pero ese demodé no puede nisiquiera ser recuperado como espectáculo: el amor cae fuera del tiempo interesante; ningún sentido histórico, polémico, puede serle conferido; es en esto que es obsceno (...)”.

“El texto amoroso (apenas un texto) está hecho de pequeños narcisismos, de mezquindades psicológicas; carece de grandeza: o su grandeza (¿pero quién está allí para reconocerla?) es la de no poder alcanzar ninguna grandeza, nisiquira la del “materialismo bajo”. Es pues el movimiento imposible en el que lo obsceno puede verdaderamente coincidir con la afirmación, el amén, el límite de la lengua (...).”

Barthes, Roland, 
Fragmentos de un discurso amoroso.







 si quisieras buscar 

/ hay mundo allá afuera.

 las cosas valen

dos, una, tres /

y si quisieras buscar

sé que no sostengo el peso

para robarle a nadie

el valor (los laureles)

que no supe conseguir 



                                                           *


pero dejé que me viera solo porque un día, creo que él no se dio cuenta o nunca se lo dije, vi la mirada que hacía de
                                           mi nada un algo para alguien


                                                          
                                                      

                                                           *

mirarte temblar. como el temblor. no se de la mirada, amor. 
eso que cerras es el velo que 
amo.

                                                           *


(tan hondo es desfondar

la carnesita

del corazón

sin que deje 

de latir)

                                                           *



Impregnado también fui a lavarme, sin luz, me fui a lavar con compañías cercanas. Así se llevan los objetos sin renuncialos, todos los regalos juntos al tobillo solo y débil, los regalos juntos, tobillo recto. Todo junto en el agua y bañándose juntos, lavándose la ropa interior como hijos de uno. Llevan el nombre, el padre se ríe de la soledad. La soledad y esos hijos bobos que juegan en el agua salpicando. Ya todo se fue, el agua no corre, el agua no corre y los húmedos objetos insisten. Como hijos bobos criamos padres juntos al agua; juntos al agua, siguen jugando todo el rato que vamos dejando, todo el rato que nos quedamos solos.


       
 de uno a otro




megáfonos








fotos tomadas desde el octavo piso
de un edificio en tribunales.
Hora pico.


-----------------------------yo no sé G. lo megáfonos de la protesta siguen perdiendo la voz sin alcanzar nunca el chillido por donde el grito se suspende. Trabajo en tribunales. Por lo general el edificio burocrático del derecho desaparece tempranito los viernes. Pero hoy bombos. Parece que reclaman justicia con fotos despintadas de la cara del pibe de once que mataron de un palazo en la cabeza. Ya ni me acuerdo el nombre. ¿Podés creer?. Hasta hace unos días me lo sabía. Y ahora los bombos y listo. Hasta la tragedia es capaz de abandonarnos. Esta última frase estuvo mordiéndome el talón y solo le di a comer mi zapato.

Benjamin dice que el límite del derecho está en el derecho a huelga. Que lo acuerdista o lo contractualista del reclamo está en el motor antiacuerdista o anticontractualista de la huelga. Dice: esa es su voz, su imposible. A nosotros nos gusta porque no sabemos qué es una huelga. Mucho menos lo imposible. Apenas unos bombos y ya la cosa aturde y dan ganas de llorar por que ahí abajo no se entiende lo que piden y por qué la negra le dice al negro "cerra el orto, negro" y otra vez los bombos que para ese momento retumbaban sin oídos, y oyendo, y sin oír.

(No acordar. El único lugar posible a la política. 
una mano que se alza pidiendo a la parte el todo.
lugar del imposible. 
el único lugar. 
Rancière).






( ) --- ( )




Foto tomada en el Desierto de Atacama, Chile.



que habiéndola manchado se iba y ella ni las vendas para todo el rojo que perdió 





domingo, 26 de agosto de 2012

hacé lo que quieras con lo que haga- (yo).



hacé lo que quieras con lo que yo haga. nombrame como sientas que algo me nombrás. 


un gusto de compartir cosas con (  )
(  ) como se admira una rama
(  ) 
en realidad
sin exagerar
por gusto 


Deni
  


                                                                     *


como se admira una rama que por caer agranda el páramo de luz


(¿qué hojas perdimos cuando cayó?
¿qué troncos se izaron para ser hacha y fuego y no volver ?
¿qué es decir estuve, he estado, he podido mantenerme?

¿a quién se le dicen las cosas cuando no hay fe?
¿si la hubiera, me creerías?
¿acaso, me creerías?

                                                                                      
         (pero la nena sale a otro jardín buscando un otoño que no sea poesía)
                                                                                              un otoño que no sea.
                                                                                              letra por rama hoja.
                                                                                              por rama caer.

                                                             

                                                                         *



te creo. 
a mí me encantan las ramas (acá no exagero) 
yo amo las ramas esas rebeldes que se mueven apenas y 
no me dejan ver un pedazo ínfimo de cielo.
 el contraste genera el protagonismo

en el cielo de mi ventana
entonces.


Deni

sábado, 25 de agosto de 2012

sobre hierro la fueron a buscar


piezas pierden se

en las rejas del viaje
  
madera de mi muñeca rota
 
sin brújula esparcida
 

 
sobre hierro la fueron a buscar
 
sobre hierro la fueron a buscar
 

 
la hora estaba justa
 
el pronto hallazgo era ya 
 
antiguo 
 
 

en el centro
 
había
 
por costumbre
 
nada
 
       (vuelto el rostro todo hacia la tierra)
 
 

 
sobre hierro la fueron a buscar
 
sobre  hierro la fueron a buscar
 
 

encuentra se
 
en las rejas de un viaje
 
la muñeca se vence de azul
 
la periferia se recompone
 


el hombre anima múltiple el paso
 
la vuelta
 
se torna

 posible