jueves, 16 de agosto de 2012

trapos III

por Valeria Dalmon

a ese muñequito lo hicieron y lo dejaron sentado hasta que alguien le dijera "levántate y anda". (el ánima es una responsabilidad infinitamente triste, infinitamente feliz. igual que el amor infinito que hace andar al muñeco su algodón). ¿ves? está dejando que la luz le ilumine las patitas para la foto. quiere figurar la oscuridad haciéndola brillo, mostrando lo feliz de lo oscuro de una cabeza gacha, de un animal muerto detrás.


en trapo II

por Valeria Dalmon





una imagen de mundo hecha por las manos de una mujer  que hace cuento en tela, algodón y tul para los animales que crea. después los alimenta a metafísica. no olvidar: la teoría es algo que entra por la boca. como la respiración blanca del muñeco que por estar hecho de paño, le da ánima, lo anima. como la misma piel que la tijera abre y cierra a puntadas. como los puntos. como las comas que son puntadas para cerrar el algodón y que no salga el corazoncito del que están hechos. que si es tul, o pañolenci, o seda, sean puntitos cosiendo la intención.  

en trapo

por Valeria Dalmon





sí. es una mujer que hace estas cosas. hungría es una obra de teatro que tiene cabeza de liebre. la cabeza la hizo esta mujer. que hace cabezas de pájaro, de mujer, de liebre en tul. el algodón es la metafísica del muñeco. fijate que las mujeres son algodón. por eso están adentro, y son blancas y además espuma y además nieve y además, muy además, existencia. creo que el corazón late por mujer. por nieve. creo que se cose con agujas para que no se salga. con pinches. digo. para que no se le vaya el corazón de la mujer que tenemos dentro. como algodón al muñeco que queremos. 

y valeria dalmon hace esas cosas. con nieve. que es igual a decir que las hace de paño. por trapo. un muñeco para querer.








aimer

 Mónica Cragnolini


"Derrida ha pensado el amor de muchas maneras, pero, de manera pregnante, lo ha hecho desde el verbo, desde el infinito (aimer). Si el amor se piensa en infinitivo, entonces es que no importa ningún contenido (ningún objeto llamado “amor”, y ningún “objeto” del amor), sino el acto de amar. Por ello la declaración de amor nada dice, sino que “hace” algo. Hace el amor "

                                                                                                  

---------------------------------------------------------------------------------------comentando




en la biblioteca alcanza un solo libro para colmarla
y aún así, rebasaría los estantes que le sobran.
unos pocos párrafos de kafka son suficientes 
para hacer una carrera que habla de las letras 

¿unos pocos gestos, un descuido, las gotas que dejó.  alcanzan. también. para decir. 
que por amar.
  me quiera 
queriendo 
lo que 
amo?

¿lo que amo, es amar?
¿amo mi amar?
¿amo, mi amor?