lunes, 27 de agosto de 2012

estuve participando toda la tarde





estuve participando toda la tarde. también ese rato cuando el pie derecho estaba sólo participando en el pie derecho la pantufla parte de la tarde. se parte la tarde así.



estuve investigando enfurecidamente en la lengua de papá. busqué por todas partes y encontré que está todo agusanado. está en todas partes agusanada. el título dice por todas partes Art as Technique . gusanos, gusanos. todos lados Art as Technique . ese rato enfurecido aprendí que puede servirnos las traducciones variadas, notas que se incluyeron, notas que se dejaron de lado, notas que pierden vigor en castellano y también en todas las lenguas también. o no. 



otra conclusión que extraigo de este rato enfurecido es la siguiente: está todo agusanado, y faltan bichos. por ejemplo,  mil textos que nadie quiere nombrar ni nada y supongo a falta de curabichera están todas así en estado de putrefacción. si todos aclaman Art as technique y nadie entendió Art as Technique, entonces nos sobra curabichera a falta de bichos. podemos pues con esta cocina llena de bichos, hacer canaletas para su exitosa evacuación. podemos prevenir los bichos de lo mismo. 



en este espíritu, quisiera leer antes lo que se dijo en nombre de P. podemos por ejemplo, hacer de cuenta que sabemos qué escribió. que éste fue su gran gran bicho, que todo lo demás le inquietó los pelos. está todo así por saberse pero no tengo los medios. no tengo los medios. escribiendo eso, sabemos eso. pero pensando en imágenes  pero pensando en la técnica.bajo el estímulo de la competencia lo incitó a escribir uno de sus mejores descripciones. era apenas un niño analfabeto que podía escribir acerca de la técnica, los aeroplanos en brescia, como un hombre que era, y ausente de técnica. la técnica industrial cortando un lenguaje, la técnica, o arte. un texto que da la mano al gran gran bicho.


en suma: propongo que yo lea algo de este bicho, leer un poco. ¿no estaría mal? otra conclusión: si estando enfurecido, no hay material a mano para trabajar sin gusaneo. son casi todos gusanos Art as Technique. 


había nadie en plaza miserere




no es recordar. es poder decir.
poder decir. no es poder decir.
tampoco recordar diciendo
ni por decir, recordar. 

es dejar sobre el metal que abrío la carne  
otra forma de inscripción .





había nadie en plaza miserere por la tragedia de once. muy pocas personas en un boom que no se qué hace, a quién hace ese boom. latinoamérica tiene la cara de bloomberg. caudales. eran pocas esas velas. eran suficientes. latinoamérica tiene la cara del boom. de bloomberg. del boom. las cien mil y ún velas velando el solo cuerpo. cincuenta y úmuertos y hubo así la gente que se iba. ayer no hubo quién rezara. era tarde, empezaba el frío del marzo que se va.

pedían por "pitu" decían leonel, decían lucas, decían mi hijo estuvo amarrado en treinte centímetros durante más de sesenta horas amarrado en los durmientes. nadie puso una escalera que viera el cuerpo de mi hijo dormir sobre lo fierros. ayer hacía frío porque las telas no pintan el color de la cara de los vivos que ayer hablaban del frío en los cuerpos de sus muertos. no hablo de un cuerpo hablo de los cincuenta. del uno que faltó. los fierros esconden gramos de un hijo para hacerlo dormir. esas voces. pedían. leonel. pedían lucas. había que sacarlos del fuego. en esa tarde. marzo a un mes. el frío eran los que ya no estaban. 

detrás de letras amarillas que hablan de justicia, el niño del padre toma en las manos vivas la cara del padre sobre las telas negras de los muertos que ahí están. el hijo era en la cara del padre, la foto, su leonel, decía mamá, mi leonel está en la foto. estoy en mi padre porque esa foto está en mi cara también. los niños no hablan. en las manos sacudidas por el padre el hijo sostuvo su figura frente a las cámaras y reflectores de una televisión radial. era tarde, otra vez el frío. había solo durmientes en las manos del hijo amarrando a su padre lenoel. ya no te escucho. mi hijo no habla. los niños tienen voz pero no saben gritar. no aúllan en televisión ahora que iluminan la cara de su padre  toda luz sobre el rostro y sin aullar. la televisión refracta al niño toda luz que ya no padre. que ya no. su cara se agiganta con letras amarillas. luz y foco y todo el amarillo no sirven para gritar. 


El sentimiento amoroso está pasado de moda (demodé)


foto tomada a un local en Berlín.

“El sentimiento amoroso está pasado de moda (demodé), pero ese demodé no puede nisiquiera ser recuperado como espectáculo: el amor cae fuera del tiempo interesante; ningún sentido histórico, polémico, puede serle conferido; es en esto que es obsceno (...)”.

“El texto amoroso (apenas un texto) está hecho de pequeños narcisismos, de mezquindades psicológicas; carece de grandeza: o su grandeza (¿pero quién está allí para reconocerla?) es la de no poder alcanzar ninguna grandeza, nisiquira la del “materialismo bajo”. Es pues el movimiento imposible en el que lo obsceno puede verdaderamente coincidir con la afirmación, el amén, el límite de la lengua (...).”

Barthes, Roland, 
Fragmentos de un discurso amoroso.







 si quisieras buscar 

/ hay mundo allá afuera.

 las cosas valen

dos, una, tres /

y si quisieras buscar

sé que no sostengo el peso

para robarle a nadie

el valor (los laureles)

que no supe conseguir 



                                                           *


pero dejé que me viera solo porque un día, creo que él no se dio cuenta o nunca se lo dije, vi la mirada que hacía de
                                           mi nada un algo para alguien


                                                          
                                                      

                                                           *

mirarte temblar. como el temblor. no se de la mirada, amor. 
eso que cerras es el velo que 
amo.

                                                           *


(tan hondo es desfondar

la carnesita

del corazón

sin que deje 

de latir)

                                                           *



Impregnado también fui a lavarme, sin luz, me fui a lavar con compañías cercanas. Así se llevan los objetos sin renuncialos, todos los regalos juntos al tobillo solo y débil, los regalos juntos, tobillo recto. Todo junto en el agua y bañándose juntos, lavándose la ropa interior como hijos de uno. Llevan el nombre, el padre se ríe de la soledad. La soledad y esos hijos bobos que juegan en el agua salpicando. Ya todo se fue, el agua no corre, el agua no corre y los húmedos objetos insisten. Como hijos bobos criamos padres juntos al agua; juntos al agua, siguen jugando todo el rato que vamos dejando, todo el rato que nos quedamos solos.


       
 de uno a otro




megáfonos








fotos tomadas desde el octavo piso
de un edificio en tribunales.
Hora pico.


-----------------------------yo no sé G. lo megáfonos de la protesta siguen perdiendo la voz sin alcanzar nunca el chillido por donde el grito se suspende. Trabajo en tribunales. Por lo general el edificio burocrático del derecho desaparece tempranito los viernes. Pero hoy bombos. Parece que reclaman justicia con fotos despintadas de la cara del pibe de once que mataron de un palazo en la cabeza. Ya ni me acuerdo el nombre. ¿Podés creer?. Hasta hace unos días me lo sabía. Y ahora los bombos y listo. Hasta la tragedia es capaz de abandonarnos. Esta última frase estuvo mordiéndome el talón y solo le di a comer mi zapato.

Benjamin dice que el límite del derecho está en el derecho a huelga. Que lo acuerdista o lo contractualista del reclamo está en el motor antiacuerdista o anticontractualista de la huelga. Dice: esa es su voz, su imposible. A nosotros nos gusta porque no sabemos qué es una huelga. Mucho menos lo imposible. Apenas unos bombos y ya la cosa aturde y dan ganas de llorar por que ahí abajo no se entiende lo que piden y por qué la negra le dice al negro "cerra el orto, negro" y otra vez los bombos que para ese momento retumbaban sin oídos, y oyendo, y sin oír.

(No acordar. El único lugar posible a la política. 
una mano que se alza pidiendo a la parte el todo.
lugar del imposible. 
el único lugar. 
Rancière).






( ) --- ( )




Foto tomada en el Desierto de Atacama, Chile.



que habiéndola manchado se iba y ella ni las vendas para todo el rojo que perdió