sábado, 8 de septiembre de 2012

estuve en lo de mingo

 
estuve en lo de mingo. lo de mingo sobre córdoba. me mandó a talcahuano al 400 para ver el biale. cómo bailan las cafeteras, serio, las cafetaras bailan sin hierro. yo me quedé. estaba lleno el local de cosas que me llevaría. todo argentino, todo café. pensé ver la maquina para hacer tostados, la máquina estilo confitería. no quiero literatura de confiterías, hoy no. había cacerolas, pavas de hierro para las salamandras. salamandras, hornos industriales. por todas partes artefactos para quemar, productos argentinos. está todo nuevo pero hecho viejo y duradero. está todo el local así, supongo que mingo me atendió y él también es viejo y duradero. quería preguntarle de lo viejo y duradero que recordara de la juventud. si fuera capaz de relatarme una historia de viejo y duradero y que todo eso no fuera también un relato senil. me alegra que córdoba tenga algo así, la calle esa parece tan tonta de lunes a viernes. me mandó a talcahuano, supongo que esa calle es mejor. supongo que serán calles y calles y la mayor parte, no conocidas, cruzadas, y similares. que quiero calles así cruzadas, las vidrieras cruzadas, supongo que en esas calles mingo hace barrio. en un costado, su ayudante, su hijo, se calentaba las manos en una salamandra a gas. me sorprendieron los leños, no se quemaban. no sabía si el fuego también era un plastiquito y aire soplando un plastiquito. le pregunté y el hijo, que me saludó. me dijo que eran refractores. los leños no se queman, esto es a gas. son refractores, aumentan el calor. yo agregué- esto nos calienta detrás del mostrador, donde están los artículos que damos a vender.pero no me escuchó. un negocio. eran anaqueles. un negocio lleno. los anaqueles llenos. un negocio y anaqueles. y yo pensé -un hijo transporta un fuego que nunca enfría. estos son refractores. 


dónde pretender



ni sed, ni creencia, ni agua

el humo no da las figuras que querías
ni sed, ni creencia, ni agua

galopás

los potros se fueron de tu época
y estás sin tiempo, 
sin sed, sin creencia
el humo ya no da
sin sed
tampoco 
sin  figura

dónde pretender





no aciertes


 Egon Schiele - Dos mujeres besándose



























no aciertes
el blanco no pide una defensa
tampoco tu precisión


(la histérica se enamora del deseo.
un obsesivo puede ser impiadoso 
por amar- en su deseo -a la mujer
que lo reclama)






la mujer le reclama al hombre
desear




(la dirección de ella es el deseo de él
la dirección de él es el amor de ella)






te regalo
mi él
por tu ella

(no cambio amor por deseo
pero deseo que me quieras
mucho, tanto, como para cambiar)





donde no hay hambre por morder.





por Valeria Dalmon



















donde no hay hambre por morder.
miramos en todas partes, 
la tranquilidad 
del habla en el hombre
que pasó y nos hizo
preguntar en su lengua.
nos hizo. por su diario
de noche, preguntamos.
la falta de nuevo. 
la falta de un pan. 


en todas partes. la boca

se abre e inventa. lo que 
no dio falta todavía. 
son dos noches. la noche 

aunque noche
se dice
por que están. 






dos galopes por un trago



dos galopes por un trago
de agua
en el humo
se revierte la sed

dos galopes
donde revertir
agua por una sed
que trago

trajeron agua,
y la sed pidió un humo
para galoparse

añadió:
estoy seco
y no tengo creencia










ovejita de su noche mala










fotos tomadas en los Jardines de Versalles, París.






abrió el tendal y dejó irse a cama
la ovejita de su noche mala

y él se la leyó
y ella le aprendió los números
 y las flores le quedaron para cuento
y él se las leía

para la buena noche
para la buena noche

y ella le aprendió el aire
y quiso mal
negra 
la ovejita para cuento



un amigo piensa que es un ángel


la marihuana hace explícita la inanición y vuelve posible una crítica racial . un amigo piensa que es un angel, que es un error, viste que los errores son olímpicos todos. y nos reímos del frío y el calor repartido por la medianera. hay una medianera que sombrea los cuerpos en la noche, un fuego. son fuegos los que se reparten. del otro lado, hay un fuego y una clínica. los amigos miran a una nena, todos, la nena toda. la dejan sufrir la compañía de uno, todos también, los amigos miran. como todo la mira él, y toda. ella toda. re putona, porque está tonta de la noche que dejó sin mujeres para desvestir. ella una noche no podría para todas, toda, esa noche, verse, cualunque. no podría relucir. la medianera es una manera de decir que los botones las otras noches estaban contentas, y apenas porque redondeaban. el frío que compartí con el ángel. y ese talento. nos reímos sólos. la risa del juego. con el ángel se vuelve sonoro la torpreza de un lugar. ¿viste que se compite sin palabras, sin voz?  y el que no compite, se ríe. la ironía es una medianera un frío que dio risa tolerar. las noches que pasaron había sabanas y un sueño que venía para quitarle razón al tedio. hay noches de sueño en vano. días vanidosos, y el sueño en vano. escribir vuelve incómodo un sueño que no sé. no quisiera invitar.   


carta IV


estamos a des-tiempo / el amor/ como la poética/ 
hace no coincidir esto que somos
 con esto que somos.



voy a ir dejándote. devalúandote. mi viaje en subte va a tratar de eso. ir dejando. voy a apagar la estufa, los electrodomésticos, la luz. voy a cerrar esta casilla al menos por un rato. tu poética. voy a ir al baño, va a hacer frío ahí. voy apagar la música que me mandas. los sobres. estoy perdida. de cualquier manera.  lo estoy. devalúando. por las dudas, voy a anotarme sobre la mano "no olvidar el teléfono sin contestador". voy a cerrar la pc, esta casilla, tu poética. voy a saltar. un ascensor es el salto. voy a a saludar a los oyentes, voy a irme sola. voy a devaluarte. irme sola. hacer que perdí. voy a hacer.

poder de no



ceder 

               el no poder
               por
               poder de "no".


(educaré. mi cinta. sin intención. a esa verdad)





La verdad no tiene intención.
Walter Benjamin 


Suelto mi vida 
 y camino enamorado.  
Javier Galarza



ah, no, no, es de la entrada del blog "Labios Libres" de Franco Castigniani citando el poema "Camino con Amor" de Miguel Angel Bustos :

"Enamorándome
delagua azotada 
de tus ojos
(...)"


lo que queda sin barrer















lo que queda sin barrer. habiendo más, deben continuarse sin origen en las alas todas. las demás. éstas.  lo que queda sin barrer hoy. me pregunta. si hace calor afuera. y respondiendo con las palabras que surgieron. pregunto por cuál de todos los calores, y cuántos. hay calor para cada manera de decirlo. y tenía hoy el calor en el pecho. los abrigos, también. calor en el pecho de los otros. hay una pregunta que queda sin barrer. entre esa chaqueta y la mía que percha en mis caderas. no hay dados en la arritmia de lo que queda sin barrer.


















una vez se presta a otra, una vez la segunda aprende a apoderarse de lo que cede la primera. y así, rotundamente. están rotando. el cielo es impar. no rompe en lluvia la boca que concede el tamaño de su-silencio, búsqueda, ruido. no están rotundamente rotando. hay eso que queda sin barrer. creo en el hollín del sexo. creo en las gotitas de savia. del pino que me buscó caído. estoy creyendo. y somos dos. creo en el rocío. pensé hoy. l hay un contagio sin reservas en el beso caído. eso que no quiero barrer. las noches y días, tarde. estamos tarde, reventarnos. es una política. los cuerpos que no caen solamente. solamente dan nada que barrer.


fotos tomadas a mural de Santiago, Chile.















El virgen, el vivaz y el hermoso presente.

Stéphane Mallarmé.

Habremos perdido la memoria de (nuestro reencuentro...


foto tomada en la puerta de "La Sebastiana", Santiago, Chile


 Habremos perdido la memoria de
                  (nuestro reencuentro...
Sin embargo nos reuniremos, para
                  (separarnos y reunirnos de nuevo
Allá donde se reúnen los hombres
                  (difuntos: sobre los labios de los vivos.
Samuel Butler








...acumulada de manos, así como me dejaste en un filo que nunca me expulsa y nunca me recibe. Por eso la urgencia de seguir develándote, de seguir escribiendo a lo que no responde y quizá sea a mi misma en esa búsqueda ridícula de pretenderte hombre o cierto o posible.

                                                                                      hay algo que no nos domestica.

me pide que te pida
que invente muñequitos para que les pongas nombre
que los hagamos hablar
que sean ellos los que disponen de nosotros
que confiemos en su mala voluntad
que no es hoy la urgencia sino
de todo lo que sobra
eso púrpura latente de las horas