domingo, 16 de septiembre de 2012

pirhué III



- no era pan. él confundía su hambre con ella. 

-ella no era su hambre. era hambre ella. él no podía su pan.

- ella se sale en hambre, no le pide, se deja echar. coser. echar. 

-él se acaba, la mueve.




en el suelo estaba la tela imposible, el prendedor. 
mis dos pies juntos.




- come el bretel, argumenta el hambre.

-él dice - podemos meternos en el mar sobre tus telas.

-ella entiende - no entiende qué es-  eso para él.

- mar. telas. no se preocupa. 

- el último mar que vió era azul y tenía acantilados y había alerta por dormirle cerca que arrastrara, marejada, que arrastrara.

-ella busca un prendedor en su cajón.

-ve sus dientes cerrándose en el hambre que le ofrece.

-busca.

- el prendedor al suelo, sobre la tela, junto a sus pies.

- él enciende.

- ella no le ensaya. no enciende. no quiere la tela. no busca cubrir. 

-no profetiza.



vi tu hambre cerrándose y pidiendo y cerrándose




-no ensaya, no encuentra el prendedor. se cierra. se deja coser.



vió su hambre pedirle quedar. 
vi quedar hambre, no hubo.
tela, sobre tela
adhirió 




pirhué II



- él la echa. le cuida el pelo. la sale.



me confundiste el último segundo cuando demoré 
y me pediste que no



- ella se corre, camina cinco cuadras. 

- sus sacos. eran cinco. olvida su luna que él no.

- él. enciende. permanece así. pide que no. permanece. así.

-ella se hace feliz en la segunda cuadra. la tercera es la cara negra del enamorado. él le había dicho que no con sí que era beso antes de encender, saliendo, por si dejara.

-ella se hace feliz en la segunda cuadra.

- no repara el daño. no le permite un calor. lo quiere mucho. lo está queriendo.

- él. blanquea la pared. enciende. los barcos le piden que no. él no.



confundías un rostro al que le habías puesto máscara y decías:
sos vos, es ella, era yo



-él pide disculpas a él.

- está solo en el cuarto. enciende. no pide disculpas por hacerlo. ella come pan. la cocina es un recinto sagrado. siente sus dedos. eran dos segundos antes. él se sale.

- ella deja puestos sus cinco sacos. él no repara el botón. tira del segundo. la tela cede.



confundí mi rostro a la tela que caía. el tuyo es firme.
 estoy debajo, me salgo, no busco el rostro que perdí


toga negra



pienso en filmar un enamorado como una toga negra.

la cara como una calavera. la espalda como un deseo de ir.




foto tomada entre muñecos que no creen la novela


pirhué I



no me confundiste



- él decide salirse. va del cuarto al cuarto. enciende. 

- ella no corre por él.

- ella no corre.

- ¿lo va a buscar? ¿le pregunta por qué no lágrima, por qué enciende y no lágrima?



no me confundías y me inventaste una cara para verme quedar



- él decide que no. se sale. vuelve a salir. enciende. encendió después de darle un beso esperando continuarla.

-ella no duerme. no espía.

- ella no duerme porque él no lágrima y enciende. 

- él no queda. ella sí.

-él se sale. ella se sale, se echa. 

-él la echa. la quiere.