domingo, 23 de septiembre de 2012

alimentar cuervos




alimentar cuervos
iba a decir " te escribo porque..."
pero, alimentar cuervos 
¿aferramos las manos a un cardo para robarle la flor?
¿lo hacemos para tantearle las espinas?
lo que queremos es lila 

iba a escribirle a
decir "te escribo porque.."
iba a extirpar 
metáfora al cardo
que sostengo
entre manos, pero
alimentar cuervos

hablaron de un nido de cobras 
cuando cortaron el pasto
del jardín
me llama, dice 
no sé cómo frente a
lo que gusta

(quisiera no agregar decoraciones:
que por el sueño, viéndola dormir,
vieras un soplo
en la figura honda que se va, 
en esta figura honda que no 
encontramos)

alimentar cuervos y cobras
en el pasto largo de un jardín
una casa a habitar
alimentaré
alimentaré
cuervos y cobras en mi pasto,
en la anchas de mi hogar
la auréola se imagina debajo

era vestido y yo 
dormía
desnuda 
en cobras


dije- no / tradujimos- quiero


























no quiero otros hombres para vos- decía
esas manos, otros hombres para vos
decime- dijo- no querés esas manos otras mujeres para mí
dije- no- dijo- otra vez, decime:
no quiero esas mujeres para vos
dije- no
tradujimos- quiero
dije- quiero estas manos mi mujer para vos
hacemela a en mí- dije- hacemela
quiero tus manos- dijo- un umbral
dije- quiero el umbral que alcanzamos juntos 
dije que juntos es en él, umbral
dije- no quiero que rebases. umbral. no puedo.
dije- te quiero- sabés 
dije-  quiero.
robó la ropa. surcó.
dije- quiero. 
arropé su hijo. 
me lo daba, en ropas diciendo-
quiero tus manos
esta mujer haciéndola en mi
tradujo- quiero el hombre que no conocés
dije que quería a los hombres,
que lo quería, en verdad, mucho
dijo, a mi- robo mujeres
estas manos- dije- hacemela en mi
dijo que. le pedí.  nunca pedí que. 
dejé en desorden el pedido.
todos.
dijo- pedime que estas manos no, 
que solo para este hombre, que 
éste hombre, yo y mis manos hacen
tu
mujer. 
hombre.
dije que la poesía hace mujeres 
repite, por lo general
mujer. hombre y los cura.
dije- tu hijo
sea hombre que toque
nuestra mujer
dijo- traduje sí
dijo- traduje
hasta que,
hasta cuando.

decía - ¿qué cuerpo? ¿cuál?


¿pero dónde el cuerpo del otro? 
¿pero cuál?
y decían el cuerpo
¿pero cuál? 
y decían este, la huida.
y preguntaba- ¿de dónde, a dónde, en quién?
y decían el límite, el cuerpo
y Villalba acariciando su Remington,
leímos: 
"nos amamos, después yo disparé"
y a él le gustó la idea 
anotada en ésta servilleta
en ese bar, mi textil
y decía -¿qué cuerpo? ¿cuál?
y decían- el otro es el límite, un cuerpo
¿y la huida?- preguntaba yo
ningún páramo, ninguna latitud
¿y la huida? - preguntaba 
para darle de comer- decían 
para darnos sin tregua 
a dónde rechinar
porque no entendía que
un cuerpo plomiza
una tarde vamos
finalmente
en busca
de las balas
y preguntaba
¿qué cuerpo amigos, qué cuerpo?
y coreaban - este, acá
y no veía el plomo
y no tenía arma 
habíamos perdido
Villalba disparó, amamos
¿qué cuerpo, quién?- decía
éste- dijo-  lo preparo
¿pero cuál, cómo, a dónde 
buscar?
y el amigo citaba a picasso 
diciendo- no busco, me encuentra
pero es tanta, sabés- dijo
y estoy para dormir, sabés-  decía-
mi ruido no era para vos
dijo- balas caen detrás, 
nos desilusionamos.
traduje-
éste cuerpo
plomiza
sin fe








fotos tomadas en teatro
"El cuervo"