jueves, 8 de noviembre de 2012

dos cuerpos caídos a la par

Foto tomada en el estudio de teatro
"El cuervo"




















(te amé, si esto no fuera la promesa que hace 
el marionetero al títere cada vez que se encienden 
las luces de la caja  y lo saca a bailar)

(te amé, dice el marionetero al títere encendido.
 tus luces son las cuerdas por donde el paso es posible 
y la gente aplaude porque quiere otra función).

(tus cuerdas. no olvides en mis manos. el calcio que doy)

(no olvides mis manos. el calcio de la cuerda en la que estás)

(juntos. equilibramos. porque el vértigo es el mismo 
y la red no protege dos cuerpos caídos a la par).




estas palabras tuyas tienen una audiencia

foto tomada en la estación
Juramento, línea D.





estas palabras tuyas tienen una audiencia. las otras, las que están limpias, y llenas de llagas y torpes. porque están llenas de nombres y datos y pareces todavía un oficial dando información. esas líneas son incitables. 

estás sólo.














si tuviera que describir al hombre, diría que nos parecemos más a las langostas que a los monos. desconocemos la temperatura a la que hierven las cosas. 


las langostas, como los hombres. tienen la piel más dura. me contaron que los elefantes, de la variante que crece en el subcontinente indiano, mueren con frecuencia a causa de picaduras de las cobras ciegas y temerosas.

el hombre se topa con una cobra y le da clases de baile.
a eso llamo piel dura.