viernes, 30 de noviembre de 2012

te hubiera preguntado



así. el suelo mezcla




así. el suelo mezcla por azar imagen, signo y revolución. impreso todo en un papel que se usa como alfombra para el polvo de una casa en reforma. entonces el che. el suelo. el diario. y esta falta de proporción con la que entendemos las cosas y no dejamos de quererlas.

que el sol ilumina mejor


cuando mi jefa se va del estudio dice que el sol ilumina mejor la oficina de atrás y apaga las luces. antes, una bombita en el techo es mundo o la misma posibilidad de ver. ahora estoy sola, de espaldas a la luz. las dicroicas bajas. podría
 durar así. pero el horario. las horas que pasaron. te distraje, pienso. vos trabajas y yo distraigo mi trabajo. está la ropa seca, la plaza de tribunales guarda gente y las palomas no se van. apago. te distraje, pienso. ¿a qué me refiero con la ropa seca? pienso en un balcón, las cuerdas colgando ropa o gente o palomas. está bien. el día es una bombita que se apaga. el sol empieza a entrar por la ventana que estuvo siempre. que estuvo siempre atrás mío, sobre mi espalda y no vi.

-¿no vas a salir?

Foto: -¿no vas a salir?
-no, la reja sostiene mi amarillo
-¿pero cómo, no vas a salir? ¿no vas a volver a entrar?
-no. mi fuerza mi amarillo, la reja sostiene un encierro mejor. me quedo. el canto en esta urgencia me enseña a salir. me quedo y que salga canto para escuchar. 

(toda posición se arma también entre barrotes)



-¿no vas a salir?
-no, la reja sostiene mi amarillo
-¿pero cómo, no vas a salir? ¿no vas a volver a entrar?
-no. mi fuerza mi amarillo, la reja sostiene un encierro mejor. me quedo. el canto en esta urgencia me enseña a salir. me quedo y que salga canto para escuchar. 

(toda posición se arma también entre barrotes)


in memorian poema Blatt



no te escribo
no te escribo
no te escribo
zig zag mi amor
zig zag mi amor
zig zag mi amor
no te escribo 
no te escribo
no te escribo
espero que vuelva
espero que vuelva
espero que vuelva
el apremio y su cara de fe
el apremio y su cara de fe
el apremio y su cara de fe

pero el asombro


1)

soñé que había tormenta 
y abrías mi vestido 
para que viera
dentro, al 
fondo
todo lo 
que
no 
hay

pero el asombro.



2)

alguien se pelea conmigo
en alguna parte de la ciudad
también el agua no sabe qué
decir



3) 

no creo en las flores. 
(después de la lluvia,
las huelo todavía más)
no creo en la poesía
que dice
                      flores 
                      perfume  
                      lluvia
                      pero 
mi creencia
lava las 
palabras 
que
tenía
cuando 




4)

no creo en la
poesía, te escribo. 
enciendo velas 
para ver
esta oscuridad 
sonámbula
y mayor.