jueves, 31 de enero de 2013

(así los hermanos se duermen



creeme, las cosas son simples
nada sobrevuela. nada inventa 
riendas nuevas (qué decir 
es una pregunta vieja
no sé cambiar)

estoy acá, sin esto
acariciándome

ícaro cayó

los niños se acostumbran al baño
el agua es siempre la misma
y sus espaldas rusas cambian 
de espina bajo la misma piel

(así los hermanos se duermen, el frío de allá es nuestro calor)






(hondura: enfermedad (hueso en detrimento




(hondura: enfermedad (hueso en detrimento, 
deteriorado abdomen, deterioro motriz, 
movilidad mínima, mínima visión, dilatación de la voz, 
sin voz o sin espejo, apaciguamiento general 
de las funciones esperables. lo esperable- 
sin hondura- retoza. (firme 
sostenimiento del cuerpo en el aire) 
la enfermedad (que por los poros) 
se alimenta).


soñé con una sala de hombres enfermos: 

se hamacaban regularmente en la silla. uno me veía pasar.  yo miraba desde la puerta:  hombres en ronda, en sillas tocados por la luz.  persiana entreabierta; hombres anchos hamacándose en sillas reunidas en círculo en sala color gris- tocados por la luz- de pocas vértebras y antiguo despertar. los miraba alumbrar el sol- el que entraba y los tocaba en piel a cada uno- desde sus sillas: quería de ellos un lugar para mí. desde la puerta veía ir un cuerpo al otro- la luz o lo que hace que algo sea visible en el ojo de fe, se entregaba - pendular- a las caras y los cuerpos y a nosotros, cuando vemos- la cara, la piel, el pelo- aparecer bajo la misma luz de sombra en nuestra sala gris.