lunes, 4 de febrero de 2013

Que todos tuvimos en lo propio un nudo



Que todos tuvimos en lo propio un nudo.
Que el nudo es lo propio, lo mostrás. 
Que sobre estas camas, sobre el coche de plástico y la poca visión, 

sobre mi padre o mi madre- sobre la suya- el pelo se pierde cada vez 
que un nudo nos detiene. 
Que nos detienen, que nos detuvieron siempre. 
Que no importa.
El ritmo, la causa, la espera. Esto vuelve a empezar.
Lo invoco como se invoca al dios que no tenemos.