lunes, 18 de febrero de 2013

solo le sigo el paso




Soñé con L. D.
Con sus tres hijos y con uno que no existe.
Era alto, de pelo oscuro y tonto.
Naturalmente, era el más bueno.
Segundos antes de despertar, 
aparecieron estas palabras en mi cabeza
"ella y él son heridas cortas
de un tramo muy largo".
Mientras me bañaba, 
pensé que en vez de tramo 
podía poner la palabra grito o susurro.
Pero se me hizo demasiado ancha
¿cómo decir? de un romanticismo 
poco clásico y muy existencial.
No sé por qué usaba "ella y él"
en vez de "él y ella".
Mi voz narra sin avisar, 
solo le sigo el paso.
Espero tropezarme  
y que sea larga la caída 
y que el tramo sea muy corto.