domingo, 5 de mayo de 2013

El agua todavía oscura sale entre mis dedos



¿No dijiste quiero
hasta en la fiebre
enfermar es poco 
cuando el dolor
torna el cuerpo
en amarillo?
Y diciendo acá
como si lado a lado
se tumbara
pierna a pierna 
el muerto ojo
de tu paladar. 



Quién tira las cosas a vencer




Quién vence.
Al fin. 
Si oscuro
no trae
ni noche 
vuelve
a día 
y luz
y visto
ni oído 
nunca
y tanto.
A quién
robar. 
Y cuál
la cosa.



No se hará vida



I-
No se hará vida 
lo que piel
porque vida 
no era celo
era lluvia 
qué mojar.

II-

Poco moja vida
primero piel y pluma
no lleva suelo.
Mas piel, más fijo y pájara 
la pluma cae 
en letra se va.












se llora sin agua




Y una vez roto
se llora sin agua 
el que no pudo beber.

Y de seco no cura
porque la carne  enferma
vive más cierta y oscura 
que seca lengua 
en viva voz.


Soñé con una sala de hombres enfermos



Se hamacan regularmente en la silla.
Me acerco a la puerta, los miro.
Persiana entreabierta.
Hombres en ronda
en sillas tocados por la luz.  
Anchos hamacándose
en círculo
en sala color gris.
De pocas vértebras
y antiguo despertar.
Por la ventana entra el sol 
y los toca en piel.
Quiero entre ellos un lugar para mí.
Desde la puerta veo ir un cuerpo al otro.
La luz o lo que hace que algo
sea visible en el ojo de fe,
se entrega pendular a las caras
cuando la piel aparece
bajo la misma sombra
en nuestra sala gris.


Diagnóstico





Hondura. Enfermedad. Hueso en detrimento. 
abdomen, deterioro motriz. 

Movilidad mínima. Mínima visión,
dilatación de la voz. Sin voz o sin espejo.
Apaciguamiento general de las funciones esperables.
Firme sostenimiento del cuerpo.

Lo esperable,  sin hondura, retoza.
La enfermedad, que por los poros, se alimenta.



pero entre las cosas





pero entre las cosas
las después
nunca
que no se vayan
que no se nos vayan



Las paradojas no son iguales que las antinomias




Las paradojas no son iguales que las antinomias.
Las antinomias exigen un cambio en nuestras creencias.
Las paradojas un cambio en la formulación 
de lo que se quiso decir.

Yo quiero decir que me gustan las segundas,
porque las cosas así de bien pensadas
son las cosas así de mal pensadas
pero sin error.

El error piensa.
Como la uña de un muerto que vuelve a crecer.