martes, 14 de mayo de 2013

De las historias


De las historias 
dijiste nada.
Ni de la tuya
humea ojo 
ceniza a papel.
Ni de la mía, 
que vieja y tuvo 
nombres 
en desuso.
De lo que 
se cuenta 
dijiste poco.
De lo que pude 
decirun sol 
quietismo
punza 
cuando filo 
pierde.
De lo que 
no puedo 
no digo.
Se habla, 
es cierto
sin comas 
ni en prolijo.
Que vos 
entiende. 
Que no importa 
si sí al sí.
Más claro 
es andar 
de golpe 
y más golpe
el oscuro paso.
Que no 
entendés.
Que yo 
tampoco.
Qué bien. 
Es no.