miércoles, 19 de junio de 2013

El mundo que amanecemos tiene los objetos que elegimos





Te diría acá va la mano, querido, 
más acá, el brazo. Así el papel, 
la manta. De esta forma el zapato 
y así también, la media. 
Rectos pantalones junto a la coma 
y las camisas. 

Al piso. Así caen las cosas. Te diría. 
Acá las mangas, el doblez. La estufa, 
allá el calor, manso, bajo sábana.  
Juntito todo. Sin doblar.

Acá las uñas que hagas crecer. 
Las que crezcamos. Allá las botas. 
El barro unido. Las hembras 
en estante. Querido, acá, diría, 
en mí, la leche, los frutos que traigas.