martes, 3 de septiembre de 2013

Lazo **



Lo indeclinable. 
Palabra que va de mí hacia vos.
Sin lazo, nos alcanzamos. Te reúno. 
Ojalá no sientas que soy extraña en estas palabras.
Me oigo así. Así, te tomo.



* Lo que escribí esta tarde, y no me pareció digno de nuestro correo, era ésto.  Dejame releerlo una vez más. Huele a podrido. Qué importa.


** Lo contrario encuentra espacio en la palabra.
   El lugar es contradicción al servicio del aire.
   El aire falta cuando la hora no acepta sus opuestos.
   Toda historia se cuenta con aire para hablar.
   Las palabras son vientos que se cruzan.

Ésta tarde, lo que iba *


Ésta tarde, lo que iba en camino, 
se cerró. Lo que iba en anda, 
se detuvo. Parto hojas, valor.  
Ésta tarde lo que iba en camino,
cerró, el paso.  Que lo lleven.

¿Entenderé? ¿Entenderás?



* La piel se opaca. 
Hacia los costados, crezco.
Hacia dentro, igualmente.
Lo que no es, se enciende.
¿Entenderás? ¿Las cáscaras, 
los ciclos de mí a mí?


Sueño contado de tres maneras


Uno:

Baldosas rojas de una galería donde era verano. 
Una hamaca paraguaya en el medio. 
Si llueve, me decías, el techo se baja así.
Como una ventana en horizontal sobre nosotros.
Los hermanos dormían con la puerta abierta. 
Hacíamos nada. Las horas.  


Dos:

En una galería de paso
cuelga, hamaca paraguaya 
entre columnas, recostados, 
el techo era una ventana 
que aprendías a subir y bajar
para que viera.


Tres:

Verano. 
Alguien en pantalones cortos. 
Va a llover. 
El tiempo nos enseña a mirar el clima. 
De repente, soy con vos 
lo que dura una estación 
de aire caluroso. 




De la mano, halló la uña *



De la mano, halló la uña
el modo de crecer.
Este animal nos quiso.
Rasguñó. 
Cómo comenzar.
Enraizar qué 
a orillas de quién.




* Tus notas. La línea del medio. La interrupción. 
Es curioso, estos días pensé en vos con insistencia. 
Te tuve en la punta de la lengua
Ahora mismo te tengo ahí. 


Abrojo *


Que las cosas 
que oís
que hay
que dijeron.
Que desoiga 
lo que hay
lo que dice
despidamos.
De costumbre
que vos, decís
olvides de él
sus cosas. 
Decís, que él
también
olvide. 
Atender 
su espalda
su regreso
mi obediencia.



Un hombre.
  Abroja.
  Al poema.
  Su mujer.
  Con cuántas.
  Letras.
  Dirá.
  Nosotros.
  ¿Me oías?