jueves, 12 de diciembre de 2013

Queja

Los cobardes mueren muchas veces
Shakespeare

Se ensancha
por queja, 
por cómoda
debajo de esta 
sombra 
lo que hay 
elije durar.
Cómo entender 
el vértigo 
de no partir. 


Acostúmbrate, hijo, al desierto / Joseph Brodsky

La ropa no importe los harapos de piel.
No, que no entre. Que no arregle mis cosas.
Que no las traiga. No, que no las devuelva. 
Que no las busque. Que no repare. No.
Quién irá a buscarlo cuando esté al fin

perdida
sola
y
desnuda.