jueves, 26 de diciembre de 2013

Desvestir

Darle a quien se amó el desacierto de este rostro.
Una nueva tirada en el mismo tablero. 
Las gracias y las noches. Las nuevas tardes.
Desvestir en silencio la idea y aprontar el cuerpo
del nombre por llegar.

Estatua

Un rostro tropieza 
el zapato en piedra.
Dejar que la materia haga.
que la estatua desmaye 
contra el piso.


Camisa

Entonces recuerdo al hombre guardando las camisas del viejo.
La comprensión de algo lleva puesta esa camisa.
Sus mangas dobladas hacia adentro.
El bolsillo descosido en el frente.