martes, 25 de febrero de 2014

A las siete

A las siete de la tarde las personas de edad cenan en restaurantes nuevos. 
El mozo las atiende y ningún elemento se les parece. 
Han perdido la compañía de los objetos que tuvieron.
¿Dónde poner esta claridad?

Idea

Se alimenta una idea. 
Nos cubre de buenas razones. 
Enseguida la aplicamos al rostro. 
el rostro es razonable. 





En el año del caballo

En el año del caballo una mujer y un hijo 
usan al padre para olvidarse de él.
Toman sus daciones. Comen, tragan y se llenan.
Almuerzan como almuerza 
un hijo de familia y una mujer de marido.
Un niño es huérfano por naturaleza. 
La naturaleza tampoco tiene padres.
Una chica joven pasa y cree que es suficiente.
Otra chica sabe que no lo es y se tiñe el pelo de azul.
De la primera decimos que es natural. 
Como es natural el hombre que gira para mirarla.
Juzgamos artificial a la conciencia.
Desde que sabemos, no alcanzamos.

viernes, 14 de febrero de 2014

Quiero decirte

Quiero decirte que empecé varios correos. 
Que los dejé inconclusos.
El último es este que acabo de escribir.
Dejaste de hablar y quiero contarte. 
Esta tarde pasé delante de un hospital.
Lo vi junto a aquellos que también lo vieron.
No estuve ante el hombre cuando él estuvo a su frente.
Estuve frente a mí.
Comprendo esta edad en mi no tenerla.
No quiero algo hermoso.
Son los años, la idea de irlos por mi cuenta.
Es el así inquieto afuera nuestro 
que toca el acá dentro y te reclama. 

domingo, 9 de febrero de 2014

No tener el no tener, soltar, tenerlo poco.

Tentada en ocuparme de un tiempo que no mío.
Preferir pensar el alma sin saludo, la piel quedarla sola.
Como las pieles en los viejos se les quedan. 
Ir a su más fin, donde amplia claridad sabemos. 
Lo que no está, es cierto. Más firme incluso que cuanto hay.
Pero es ésta la mañana cuando ésta la tarea.
Soy joven. Tengo mis dudas puestas. 
No salvo mi edad con mi no aún. 

Guardo el hambre, para sentirme *

Decir, a bajo costo, lo que no se tiene.
Los valores son talla de tú pérdida.
No es una casa, son las puertas.
No es el temprano, es la otra hora.
Saco tu traigo, me lo doy a conocer.
Es la agotada pausa, de no estarse 
en un cuando donde sí.


Dudo a veces que sea tan cierta la fuerza de perder, que solo ella sea fuerte.
Pero los hombres que quiero, quieren en las cosas que acompañan.
Querer es una pérdida. La única en mi tanto.

sábado, 8 de febrero de 2014

Correo

¿Cómo escribís acompañado?
Dónde estás es una pregunta que te haría.
Después de todo olvido es una exacta distancia que hay.
Miguel Angel dice:
Se han abierto los cielos madre 
para que llueva.
Madrugada de octubre
en que yo no sé qué hacer con mi vida
tan allá tan quieta
en las ramas calientes de la espalda.

viernes, 7 de febrero de 2014

De las cosas que están, siguen y no mueren.

Donde está y aún queda.
Ahí mismo donde hay, brota. 
Si crece y sigue, y aún sobra.
Sobra donde hay, cae, no se ataja.
Si hay que guarda, la mano falta.
Que tome el tanto y deje el poco.
No hay quien pueda 
en lo que siempre alcanza. 
No hay quién quiera 
en lo que tanto tuvo.



sábado, 1 de febrero de 2014

Ramal

¿Dónde va vestida así?
¿Dónde lleva su árbol, 
qué sombra doler?
El ramal conduce solo a mí.
Y te leía.