sábado, 8 de febrero de 2014

Correo

¿Cómo escribís acompañado?
Dónde estás es una pregunta que te haría.
Después de todo olvido es una exacta distancia que hay.
Miguel Angel dice:
Se han abierto los cielos madre 
para que llueva.
Madrugada de octubre
en que yo no sé qué hacer con mi vida
tan allá tan quieta
en las ramas calientes de la espalda.