domingo, 9 de marzo de 2014

Hilera

Alcanza la voluntad de un hombre 
para que el árbol no crezca árbol.
Sea hogar lo que era solo ramas.
Sea partir lo que solo era quedarse.
La naturaleza sucede en años
y en años pasa sin ocurrir.
Los hombres tenemos la preocupación
de las cosas en hilera.
Pusimos la causa del árbol en su semilla.
Estamos tristes. 
No sabemos tomar otra dirección.

En la calle vi asombrosa cantidad de hombres sobre el piso

En la calle vi asombrosa cantidad de hombres sobre el piso. En las puertas de los edificios, en los garajes, entre el cordón y la vereda. El bolso de alguno debajo de la rueda de un auto, sobre el cemento, debajo de nosotros. Entre los pasos, los chicos y las chicas y los hombres grandes. Entre los hombres helados y las mujeres tomadas por el brazo. Vi asombrosa gente debajo de los autos, haciendo cama en el piso. Dormir sin remera sobre un colchón. Sobre dos, tres. Uno sobre otro. La luz de la ciudad no se les cierra. Vi hombres encendidos por una luz artificial. Prenderles el sueño. A la calle. A la cosa que se echa a los pies. Sobre los pies. Acomodarse, mover la mano, no quitar la luz. Dejar los hombres pasarles el taco por la nuca. 


Peinados

Cuando era chica quería sostenerme en la imagen de alguien.
Me llevó tiempo y peinados. Qué pena me dan esas horas largas. 
A los jóvenes como vos les diría: tomen la belleza y denle hijos. 
Violen su reposo. Mi intriga se aleja de los actos viriles.
Sospecho del hombre que solo puede penetrarse a sí mismo.

Querer es una acción que se realiza sin agentes ni intermediarios

Representar significa estar en lugar de otra cosa.
Para Rousseau no es posible representar la voluntad; 
Decirle a otro, queré por mí
En la película ella pide un momento a su reciente marido.
Se sube el cierre del vestido y sale al campo 
donde otro hombre la sigue por asuntos de negocios. 
Lo empuja y sin más, lo monta.





Cuando las cosas

Cuando las cosas se dan, dan a ser otras.
Cuando es un día como hoy, abierto, estamos dados.
Entonces no sé, de qué tenerme, de qué darme por completo.
De cómo seguir ahora que las cosas siguen y no vuelven.
No sé en quién anda lo que en mí no cabe.
A quién entregar algo de lo que ya no puedo.