domingo, 7 de septiembre de 2014

Mi culpable interroga a mi juez

De fuera, salimos
a qué despabilado pie 
damos la marcha.

A la altura de qué hombros 
partimos 
con manos de algún otro

al que hubiera 
al que quiso
al que olvidó.